Seleccionar página

Antes que nada, empecemos con esta idea. Hemos crecido en sociedades donde satanizamos procesos naturales como el sudor, los olores naturales del cuerpo y la descamación del cuero cabelludo. ¿Es verdad que la caspa es debida a una mala higiene? ¿Es verdad que la caspa es un síntoma de suciedad? En este artículo te contamos que es verdaderamente la caspa y cómo se puede evitar usando un cuidado natural.

El cuero cabelludo son las capas de piel que recubren los huesos del cráneo y donde crece el cabello. Está compuesta de 5 capas y es en la capa exterior donde se forma la caspa. 

La caspa no es una condición grave, contagiosa o síntomas de una mala higiene, simplemente es una descamación de la piel que ocurre por diferentes motivos como genéticos, hormonales, reacción a productos de limpieza, humedad o exceso de sol entre otras. A continuación te contamos de qué manera puedes cuidar tu cuero cabelludo evitando la caspa pero más que nada queremos promover una buena salud en tu piel desde la cabeza a los pies.

1. Evitar el exceso de producto:

No es necesario aplicar grandes cantidades de productos. Las personas creen que entre más cantidad el efecto será más evidente, sin embargo el uso excesivo de producto es dañino para el cuero cabelludo y para tu bolsillo.

2. No usar la uñas:

Al momento de lavar el cabello o desenredarlo evitar a toda costa el contacto con las uñas, se aconseja lavar el cabello siempre con las yemas de los dedos de esta manera evitas que  las uñas causen pequeños rasguños o irritaciones. Recomendamos masajear gentilmente el cuero cabelludo mientras te lavas el cabello, esto no solo es un acto de amor propio pero también puede ayudarte a que tu cabello crezca más fuerte y sano. Masajea con las yemas de los dedos desde la frente hasta la coronilla y luego desde la nuca hasta la coronilla repetidamente por dos minutos.

3. Lavar el cabello con agua templada:

Lavar el cabello con agua caliente puede acelerar la producción de sebo en el cuero cabelludo por lo que se recomienda usar agua fría o templada. 

4. Exfoliar el cuero cabelludo:

Este consejo es un secreto de la belleza y bienestar del cabello. La exfoliación de esta zona es fundamental para la salud de tu piel y de tu cabello, los compuestos exfoliantes ayudan a retirar de la zona exceso de sebo, células muertas e impurezas por el ambiente. También ayuda a oxigenar la zona fomentando el crecimiento del cabello. Al momento de elegir un exfoliante, escoge un ingrediente flexible que NO irrite el cuero cabelludo (evitar el café o azúcar). Nosotros recomendamos la semilla del aguacate porque ayuda a remover impurezas sin irritar o dañar la piel. 

5.Hidratación del cuero cabelludo:

Es importante que en tu rutina, elijas productos que hidratan el cuero cabelludo. Esto no solo evitará la presencia de caspa, sino que también ayudará al crecimiento sano del cabello. Si te gusta cuidar tu melena con productos naturales, el aceite de aguacate es una gran elección en este blog puede ver como cuidar tu melena con aceite de aguacate 

6. Shampoo ideal:

La elección del shampoo es realmente importante ya que un shampoo con los ingredientes incorrectos puede causar alergias e irritaciones. Elegir el shampoo indicado puede ser una de las maneras más fáciles de reducir la caspa. Evita los sulfatos y siliconas, preferible elige productos que tengan en su mayoría ingredientes naturales que hidratan el cuero cabelludo y lavan tu cabello con delicadeza.

Foto: Yoann Boyer / Texto: Laura Dulbecco

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?